Por supuesto, su publicación no pasó desapercibida por el colectivo feminista, y añadió una respuesta a un comentario de una fémina de este grupo: «No eres real. Violas la ley de la gravedad. Solo puedo pedir que ese tipo de expresiones exageradas se usen donde sean permitidas», escribió el comentario. Pero la chica respondió: «Se trata de una ilustración extraída de una fotografía mía. Mis propios pechos no están caídos, son redondos y grandes, desafiando la gravedad».

Así es, la ilustración en cuestión está basada en su cuerpo real, yendo en contra del común argumento de las feministas en Japón de que “los cuerpos de mujeres mostrados en ilustraciones son irreales”. Y continuó: «Esta es una ilustración dibujada por Yuha Takamori a partir de una fotografía mía. No quiero que me digan que soy una exagerada sexual y que me reduzcan los pechos y me engrosen la cintura. ¿Qué hay de malo en tener una cintura fina y unos pechos grandes?».

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: