Fuutarou Uesugi es un excelente estudiante de preparatoria, pero lleva una vida difícil. Su personalidad distante y su naturaleza solitaria lo han dejado sin amigos, y su padre está endeudado, lo que obliga a su familia a luchar por sobrevivir. Un día, durante su pausa para el almuerzo, Uesugi discute con una estudiante de transferencia que ha reclamado “su asiento”, lo que hace que ambos se desagraden el uno con el otro. Ese mismo día, se le presenta una oportunidad de oro para saldar la deuda de su familia: un trabajo de tutoría privada para la hija de una familia adinerada, con un salario cinco veces superior al precio de mercado. Él acepta la propuesta, pero se horroriza al descubrir que el cliente, Itsuki Nakano, ¡es la chica a la que se enfrentó antes!

Después de intentar sin éxito conseguir la aprobación de Itsuki, Uesugi descubre que sus problemas no terminan ahí: Itsuki es en realidad una quintilliza, así que además de ella, también debe ser tutor de sus hermanas: Miku, Yotsuba, Nino e Ichika. —Que, a pesar de la amenaza muy real de reprobar, no quieren tener nada que ver con un tutor. Sin embargo, el sustento de su familia está en juego, por lo que Uesugi sigue adelante, firme en su determinación de librar a las hermanas de su odio por estudiar y llevarlas con éxito a la graduación.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: