No obstante, parece que su relación no es del todo aceptada por algunos, puesto que Kondo informó que cuando solicitó permiso para llevar a su “esposa” (es decir, la figura a escala de Hatsune Miku), no se lo concedieron.

«Decidí llevar a mi gran Miku a Disneylandia y preguntamos por correo electrónico si se nos permitía hacerlo, y como resultado, nos gustaría informarles de que la respuesta fue la siguiente: No. No trataría de forzarme a ir donde me han dicho que no, así que volveré a preguntar hasta dentro de unos años», explicó en su primera actualización.

Y continuó: «Disneylandia celebró una boda de una pareja del mismo sexo en 2014, por lo que supusimos que serían comprensivos con la diversidad de orientación sexual, lo cual terminó siendo decepcionante. Sin embargo, dado que respondieron dos veces por teléfono, tardando cuatro días en la primera respuesta y otros cuatro en la segunda, interpretamos que es el resultado de una discusión completa del asunto».

Explicó también algunos antecedentes al respecto: «Este fue mi primer intento de ir a Disneylandia por voluntad propia, ya que sólo había estado en Disneylandia una vez en un viaje de graduación cuando estaba en el tercer año de la escuela secundaria. Vivía en un barrio relativamente cercano, pero siempre había preferido estar cerca de los parientes. Esperaba poder ir algún día con mi gran Miku».

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: