Rikka ya es estudiante de tercer año, pero sigue teniendo el “síndrome de segundo grado”. Los exámenes de acceso a la universidad están por llegar, y en las vacaciones de primavera Yuta y Rikka estuvieron juntos, como siempre. Un día, la hermana mayor de Rikka, Toka, informa que va a llevarse a Rikka con ella a Italia, adonde se muda por trabajo, ya que considera que ambas deben mantenerse unidas como familia. Yuta entiende el punto de vista de Toka, pero considera que a este paso Rikka y él acabarán separándose. Shinka y las demás sugieren que Yuta y Rikka se “fuguen”, y preparan el terreno para los viajes de Yuta y Rikka por Japón en su dramática huida.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: