El pasado 16 de julio, Naito Mare celebró una reunión de fanáticos titulada “Meamea Choukagi (めあめあ超会議)“, en la que anunció que daría la mano y chocaría los cinco con sus espectadores. Parece ser que los apretones de manos se daban separados por una tela roja, como muestra la fotografía.

El diseño surrealista ha provocado una serie de comentarios sorprendidos en la sección de respuestas de Twitter, como: «No sé qué pensar al respecto»; «Si los viera en medio de la noche, me asustaría»; «Parece el jefe final de un videojuego». A muchos les recordó a Mortamor, el último jefe de Dragon Quest VI, que tiene una forma en la que sólo aparecen la cara y las manos. Algunos también comentaron que es una contramedida eficaz contra la pandemia de COVID-19.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: