En lo más profundo del bosque, lejos de cualquier contacto humano, vive un niño llamado Ryouma Takebayashi. Se dedica a la extraña afición de tener varios tipos de limos como mascotas. Además, a pesar de su corta edad, tiene un físico robusto y una buena compatibilidad con la magia. Todo esto se debe a que, habiendo soportado muchas dificultades en su vida anterior, tres dioses agracian a Ryouma con una segunda oportunidad para perseguir un objetivo: saborear las maravillas de la vida.

Tras pasar tres años de cómoda soledad, Ryouma conoce a personas que cambiarán su vida actual para siempre. Cuando encuentra y ayuda a unos soldados a atender a su camarada herido, el grupo le convence para que les acompañe a visitar a la familia ducal del pueblo cercano. Ryouma acepta y pronto se embarca en un viaje para explorar el vasto mundo más allá de su hogar.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: